jueves, 15 de junio de 2017

Confesión

+++INICIO DE TRANSMISIÓN+++

+++Grabación de la Confesión 93522.46425+++

+++Fecha de registro+++
440.M41

+++Origen de la Transmisión+++
 Mundo Prisión +++CONFIDENCIAL+++

+++Tribunal Interrogador+++
Padre Athael                   
IM-96345.61

Padre Jryp                      
IM-98758.23

Capellán Fethter               
AA-63434.45

Inquisidor Qanto.              
OE-06785.74

+++Prisionero Confesor+++
Daelus Mars

+++Rango+++
Historiatum Escriba asignado al regimiento en rango de Soldado Raso.

+++Unidad Militar+++
Asignado en:
Ejercito Regulares de Tallarn
División móvil .43
I Brigada Móvil
III Regimiento Ópalo
VI Batallón
Compañía Verde
Sección Primera
Pelotón Ratas del Desierto

+++Código Imperial Identificativo+++
TEMPESTUS.TALLARN.15678.61787.74563.55853

+++Acusación Imperial+++
Herejía 

+++Causa de la Acusación+++
Colaborador en la Rebelión del Regimiento contra el mando imperial del Mundo Desértico Hasgon.

+++Inicio de la Grabación+++

(…)

(sollozos)

No pudimos hacer nada, no pudimos reaccionar de otra forma. Estaba en todos lados, en nuestras mentes, en nuestros cuerpos. No podíamos escapar. No podíamos… Toda esa... Toda esa situación no hubiera pasado si nuestro Comisario +++COMISARIO OCTAVIUS. ESTADO: EJECUTADO+++ no hubiera sido el primero en… Yo… Me arrepiento. Me arrepiento con sinceridad. Veo clara nuestra culpa, pero no podíamos parar. No nos dábamos cuenta. Yo (…) +++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN +++

(sollozos)

(…) ya que la caída del batallón fue debida al cúmulo de circunstancias a las que nos vimos sometidos en tal inhóspita ubicación. El Batallón fue desplegado en la zona +++CONFIDENCIAL+++ donde la misión del Batallón consistió en +++CONFIDENCIAL+++  que durante meses los soldados convivíamos de cualquier manera en aquel infernal desierto, bajo un cielo que nos castigaba cruelmente la piel y la mente. El sargento (…) +++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN+++

(…)  durante el día, el caluroso sol nos abrasaba y el viento silbante aturdía nuestros oídos. Por la noche, el frío penetraba en nuestro cuerpo y por la mañana el rocío nos empapaba las ropas. Era una situación desconcertante. Era un frío y un calor más extremo que el que conocíamos de Tallarn. Quizás ahora comprendo a los extranjeros que visitan nuestro planeta natal. Pero en Hasgon sufríamos un cielo inmaculado sin nubes, sin piedad. Durante las largas noches de guardia lo contemplábamos, perdiendo nuestros pensamientos  entre las innumerables estrellas del firmamento. Y cada luz la imaginábamos como las semillas florecientes del Imperio que estaban dando sus frutos. Y ante aquella visión tan espectacular nos veíamos lanzados hacía un estado de vergonzosa pequeñez. Y esa sensación de inferioridad se extendió entre la tropa. Este clima extremo empeoraba nuestra psique y nos percibíamos como un Batallón huérfano, perdido, alejados de la mano del Emperador. Queríamos al Imperio pero cada día lo veíamos como una idea más y más lejana. Mi familia (…) +++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN+++

(…) entonces el Padre Predicador del Batallón +++PADRE PREDICADOR HUY DE RUTT. ESTADO: DESAPARECIDO+++ aumentó sus esfuerzos con la tropa. Dedicaba fervientes  rezos a la palabra del Emperador, y causaba tanta dedicación que la voracidad de sus palabras consumía nuestras energías. Su esperanza resultaba tan trascendente a la tropa que todo nuestro amor hacia el Imperio palidecía ante el brillo de su palabra. Incluso para el (…)+++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN+++

(…) del transcurso  de campaña, donde el Comisario Octavius fue ganando peso entre las tropas, y sus discursos beligerantes empezaron a inculcar una necesidad de lucha tan fuerte, que su idea fue creciendo y ramificándose en nuestro subconsciente hasta convertirse en una posesión obsesiva del control de la verdad. Todo esto nos llevó a que Octavius no admitiera preguntas y cualquier duda a su autoridad era contestada repetidamente con su gatillo. (…) Aunque no quisiéramos admitirlo, su palabra acabó convirtiéndose en una fe más fuerte que la que profesábamos al amado Emperador. Él rompió nuestro sentido y nos vimos sometidos con gusto a su opresión. Nuestra devoción servía reverentemente a su sagrada causa, ya fuera por las buenas o por las malas. Y dejamos de discernir entre la que ahora se que es la única y auténtica verdad del Imperio o la palabra de Octavius. En la fecha (…) +++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN+++

(Larga pausa, ruido de respiración profunda)

(…) entonces fue cuando el Padre Predicador acogió con los brazos abiertos la exaltación del Comisario, y con estas dos voces dictatoriales en nuestra cabeza día a día, sol a sol, entregamos el cuerpo y el alma a nuestra opresiva cautividad. Nos convertimos en un Batallón vaciado de la moral imperial, vaciado de los sentimientos. El trastorno estaba tan extendido que, a la hora de operar en el campo de batalla, nos movíamos como ceniza llevada por el viento. Cuando estábamos (…)+++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN+++

(…) campaña prosiguió sin descanso. Dejamos de recibir noticias de nuestra familia. Dejamos de recibir suministros. Dejamos de recibir tropas de reserva y cada día veíamos como muchos de nuestros camaradas pasaban a mejor vida. Pero no lo cuestionábamos. Los vivos seguíamos marchando, dejando huellas de la sangre que manaban de las heridas de pies desollados, mientras que nuestros cuerpos proseguían la lucha como simples marionetas. A los ojos del emperador creo que él no +++GRABACIÓN ELIMINADA POR ALTA HEREJÍA+++ tarea era implacable, despiadada. Y por más que avanzáramos parecía que el éxito de nuestra misión se alejaba +++GRABACIÓN CORRUPTA+++ fracaso, e íbamos encaminados hacia una indiscutible +++GRABACIÓN CORRUPTA+++ del afán liberador +++GRABACIÓN CORRUPTA+++ horribles torturas que el enemigo causaba en caso de caer presos. Yo nunca (…)+++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN+++


(…) entonces las oraciones inundaron las bocas de nuestros predicadores. Las voces e invocaciones se alzaron hasta los cielos y las palabras se volvieron más y más fuertes llenando todos los huecos de nuestro corazón. Ante semejante estado de incapacidad nuestra mente era incapaz de pensar, y rezábamos con ellos y exaltábamos a nuestro Salvador. No sé que rezábamos. Vivíamos el día a día como una mera percepción sin importarnos qué pudiera pasar. Creo que estuvimos implorando y suplicando durante días, quizás semanas. Las sensaciones físicas parecían tan evanescentes que no logro recordarlo. Pero muchos cayeron exhaustos. No sé cuánto tiempo tardamos pero +++GRABACIÓN CORRUPTA+++ no le dimos más importancia, pero cuando caía la noche, más y más  sombras rondaban por el campamento. Creía que eran ilusiones provocadas por mi mente demente... pero no. Eran reales, muy reales, y recuerdo claramente que alteraban mis sueños susurrando palabras de placer. Entonces +++GRABACIÓN CORRUPTA+++ decayendo en arrebatos de crueldad, de perversidad. La lujuria empezó a apoderarse de  todos nosotros sin apenas turbarnos. Cualquier pensamiento moral no era más que una leve palabra sin fuerza que se alejaba rápidamente (…)  +++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN+++

(…) forma que había tormentos agudos, martirios demasiado profundos y éxtasis demasiado elevados para que pudiéramos comprenderlos.  

(sollozos)

(…) porque cuando el cuerpo se altera de esa forma y alcanza semejante clímax, el intelecto se opaca. No lo sé. Tengo momentos en blanco. Recuerdo derivas mentales, largas tiempos de vacío con el espíritu vagando en una profundidad sin fondo. Recuerdo visiones de excitación y extraños sueños con cuerpos desnudos. Yo... yo perdía el control. No existía pena ni alegría. +++GRABACIÓN CORRUPTA+++ que nuestros instintos hubieran evitado, pero la cálida carne, su cálida carne... Eran jóvenes y robustos, y su sangre fluía caliente clamando por su éxtasis mientras mi vientre atormentaba mi mente con extraños deseos de +++GRABACIÓN CORRUPTA+++  de muchas inexistentes privaciones que atizaban aún más ese calor viril, en medio de un clima tan torturante. No, no necesitábamos lugares cerrados ni había pudor en esconder nuestra naturaleza. Convivíamos abiertamente sin tabús ni complejos. El Emperador debería conocer +++GRABACIÓN ELIMINADA POR ALTA HEREJÍA+++ apenas hubieran bastado para contentar a todo nuestro grupo, ni aun cuando sus músculos fueron del gusto de los hombres. Ahora comprendo el horror por tan sórdida situación, mientras nuestros hombres satisfacían entre sí sus crecientes necesidades, haciendo uso de sus cuerpos desnudos untados del lubricante de las armas o mezclando la tierra con el agua para hacer lo propio con el barro... La arena, el sol. Todo parecía descontextualizado. Yo mismo en la nocturnidad encontré a un chico joven desmembrado con el que (…)+++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN +++

(…) íntima y cálida unión de sus cuerpos, y el roce de sus miembros encontraba algo oculto en ello, pero la pasión mental enlazaba de alguna forma nuestros espíritus, dando un sentido incomprensible a nuestra lujuria, y dedicábamos todos los esfuerzos en que no se apagará la llama del deseo. En esa búsqueda, muchos cayeron muertos, completamente sedientos por no poder apaciguar su apetito salvaje y desmesurado que les obligaba a degradar sus cuerpos, ofreciéndose a desempeñar cualquier papel que pudiera garantizar el dolor y la degradación física que les mantenía en éxtasis. No recuerdo nombres, no, ni recuerdo a Octavius ni a De Hett. Todos eran sombras. Todos éramos sombras de colores, bailando sin más música que la que emitían innumerables gemidos de placer y alaridos de dolor mientras manoseábamos los cuerpos (…)+++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN+++


(…) que ahora me parece excesivo y sádico. Pero entonces resultaba inevitable, era como una simple rutina ¡Padre! ¡Tiene que entenderlo! ¡No éramos nosotros! Como soldados tenemos las manos tan manchadas de sangre que no notamos la transformación. Mi trabajo siempre ha sido herir y matar, sufrir y fornicar. Todo ello tan breve e imponente… y en este nuevo éxtasis encontrabas sentido a todo ese dolor. Disfrutabas con él. Lo querías. ¡Lo necesitaba! Sí, en el fondo el Dolor te hablaba y usaba una palabra muy poderosa. Decía “vivo, estás vivo! ¡Lo juro! Lo oía claramente. (…) Esta espiral depravada de lujuria nos hacía sentir perfectos después de tanto sufrimiento pues +++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN +++ que cuando había necesidad de matar escribíamos nuestra necesidad con las armas o con los látigos sobre sus amoratados cuerpos. Pero dentro de toda esa vorágine destructiva, nuestros placeres pasaban con tanta vertiginosa rapidez como nuestras penas (…) +++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN+++


(…) fui enviado para evitar que cualquier movimiento Imperial pudiera interferir en nuestro Batallón e influenciar en la nueva unidad. Muy a mi pesar me incorporé en una unidad imperial. Una nueva unidad llena de hombres sanos sin imperfecciones. Jóvenes y robustos cuerpos. Pero algo me dio fuerza, y durante ese tiempo supe de nuevo quien era yo y pude controlarme, pero quería volver. Deseaba volver. Mi infiltración fue fácil, y me desenvolvía bien. Logré pasar completamente inadvertido y mi teatro duró lo necesario para poder sembrar mi imperceptible influencia. Pero mientras sembraba la maldad, los deseos volvían y me atormentaban. No lo sé explicar… ni el sol de ese planeta era tan duro como la represión que sufrían mis instintos carnales. Y era aún peor al contemplar a los jóvenes reclutas libres aún de mi pecado. Entonces cuando la persuasión estaba a punto de alcanzar su clímax, los cielos azules del planeta rugieron con la caída del Hielo espacial. Fueron los Lobos, esos verdaderos hijos del emperador, los que llegaron a nosotros. Y para mi salvación, me encontraron a tiempo. No hay +++GRABACIÓN CORRUPTA+++ agotado por la clausura, mientras un intenso sentimiento de soledad y de desagrado por mi cuerpo recorrían mi mente, pero noté que mis ideas ya no me abandonaban y volvían las palabras. Así empecé a conversar con el vacío y, era entonces cuando la locura me permitía sentir su proximidad con (…) +++IRRELEVANTE PARA LA INVESTIGACIÓN +++


(…) los terrores y los errores cometidos. Por eso Ruego al Emperador que las gentes que oigan mi confesión no lleguen nunca, por mero amor al brillo áureo de la lujuria, a prostituir su vida entregándola a otra causa alejada de la palabra del Emperador. Yo, ahora… Por pura vergüenza no puedo repetir otras cosas que he sufrido o causado. Pero lo que aquí he dicho estuvo y formó parte de mi vida y por desgracia no puedo enmendarlo. Mi corazón me dice que he vuelto a abrazar al Emperador, lo noto, pero aún aquí oigo la voz, la otra voz. Esa voz sensual. Sí, aún aquí abajo, está aquí, a mi alrededor. Y hace burla del mísero poder del Imperio. No, no. No quiero volver. Quiero volver.

¡Paradlo!

¡Haced que calle!

(Aullido)

(Ruido de ropa arrancada)

¡Quitadme la marca!

¡Quitádmela!

¡Padre!

¡Dios!

¡Emperador!

¡Por el Imperio!

¡Quítadme esta marca!

¡Libradme del Caos!

¡Nooooooooooo!

(Aullido largo)

(Ruidos de movimiento)

(Ruidos incomprensibles)

(Quejido)

(Sollozos)

(…)

+++ Fin de Confesión 93522.46425 +++

+++ Veredicto del Inquisidor Interrogador+++
El prisionero mostró arrepentimiento y disposición sincera parar abrazar la luz del emperador. Se le concede su deseo para volver a ella a través de los Hornos de Fundición del Mundo Prisión +++CONFIDENCIAL+++

+++Sello de Conformidad con Veredicto+++

+++Sello Confirmado+++

+++Prisionero Condenado+++
Historiatum Escriba Daelus Mars
TEMPESTUS.TALLARN.15678.61787.74563.55853

+++Condena+++
Muerte inmediata por la gracia del Emperador

+++Condena Confirmada+++

+++Estado a Fecha Actual+++
Ejecutado

+++ FIN DE TRANSMISIÓN +++

No hay comentarios:

Publicar un comentario